lunes, 19 de abril de 2010

Vía Verde del Llobregat































El pasado día 02/05/2010 quedamos Francisco, Andrés y yo con nuestras respectivas familias para hacer una Vía Verde que pudieran completar los más peques, aprovechando las vacaciones de Semana Santa. Consulté los libros de Vías Verdes que tengo (también tiene una página) y escogí la Vía Verde del Llobregat por su proximidad a Mataró, por ser corta (sólo 6 kilómetros, entre Berga y el pantano de la Baells) y por tener un perfil adecuado para ir con niños. Así que ese sábado nos dirigimos todos a la Colonia Rosal, unos kilómetros antes de llegar a Berga. Después de preguntar a algunas personas (la Vía Verde no está señalizada), llegamos a una explanada donde descargamos las bicis y almorzamos. La pista muy llana, pero transitada por vehículos (ahora entiendo por qué ponía en el libro que era una vía no acondicionada). Eliminadas las primeras dudas de si sería aconsejable circular con los niños, nos adentramos en el camino, que resultó ser todo tipo pista ancha, de fácil pedaleo y siempre paralela al río, lo que la hacía más agradable. Tres túneles (dos de ellos en curva y por lo tanto completamente oscuros) hicieron las delicias de los niños: tuvimos que pasar con las luces encendidas. El único problema relativo fue cruzar un puente de unos 50 metros que no tenía barandillas laterales (con tan solo unos hierros y unas vallas plásticas de las obras en sus bordes), aunque con una amplitud de pista tranquilizadora. Llegó un momento en que la pista se interrumpía por faltar un puente sobre el río, por lo que nos vimos obligados a bajar al cauce del mismo. Andrés y yo cruzamos una pasarela hasta la otra orilla y seguimos unos metros la pista que continuaba al otro lado. El problema es que dicha pista era muy cerrada debido a la espesa vegetación que había ganado el espacio, además de que el firme se presentaba muy pedregoso, poco adecuado para el pedaleo de los niños (nos quedamos con las ganas de seguir hasta el pantano de la Baells, pocos kilómetros más allá). Así que vuelta atrás y regreso hasta los coches con alguna caída en el grupo sin mayores consecuencias. Una vez todo descargado y en su sitio, a comer a una brasería para volver a ganar las escasas calorías que habíamos gastado. En definitiva, una vía recomendable para pasear sin esfuerzos, con un entorno privilegiado y con el único inconveniente de compartir pista con algún vehículo a motor. La próxima será una Vía Verde completamente acondicionada, como la que ya hicimos cerca de Olot, por donde sólo puedan cicular bicis y peatones.
Por cierto, me he cargado la amortiguación de la bici y estoy pendiente de que me llegue la nueva horquilla para poder continuar con el ritmillo que llevaba de bici (no muy intenso, pero sí cada día ida y vuelta al trabajo, que ya es algo...). Os dejo algunas fotos de la salida.
Hasta la próxima!.

3 comentarios:

alfonso dijo...

Hola amigos, me encanta que la familia participe junta en actividades al aire libre. Un paisaje precioso lo del rio y las cuevas, nosotros este fin de semana estuvimos un poco liados con nuestra 1ª marcha btt que fue todo un exito, espero que mirarais el blog y el facebook de os esfola arrós, podeis ver fotos y videos de la marcha. Un cordial saludo a todos en especial para Andres, Mari y Alejandro, chauuuuuuuuuuuu

Biker dijo...

Que interesante está el paisaje, ojala tuviéramos cerca un rio así, aquí escasea mucho el agua, al fin desierto...

Que bien que salgan con la familia me encantó leer este post.

Un saludo y pues continuo visitando su blog.

juanmaiden dijo...

fantástica zona para pedalear con los peques,yo todos los fines de semana subo con la famili a berga ya que tenemos el camping en rassos de peguera.
la zona es guapísima para la btt.
saludos.