martes, 13 de octubre de 2009

De estrenos, retornos y salidas familiares





















Entre el trabajo, el cansancio y la poca actividad del equipo desde la vuelta de vacaciones, hace ya varias semanas que no escribo en el blog. Y la verdad es que han pasado cosas.
La primera, es que Angel Ballesteros ha estrenado por fin su nueva bici, una Rockrider 8.1 con la que quiere familiarizarse lo más pronto posible para sacarle todo el partido a las novedades respecto a la anterior (toda una reliquia): suspensión delantera, pedales automáticos y algunas cosillas más para hacer la bici cada día más suya. De momento, en la primera salida, buena respuesta mecánica con las lógicas caídas en parado por no saltar los automáticos. Con un poco de paciencia seguro que encuentra el punto de equilibrio entre "suelto-agarrao". Tranquilo, Angel, todos (o casi todos) nos la hemos pegado por los automáticos alguna vez, pero sí que es cierto que cuando los has probado ya nunca más quieres un pedal de plataforma. La salida con Angel todo un clásico ya: Mataró-Llavaneras-Trialera en bajada-Trialera en subida (sigue siendo imposible hacerla entera)-Font del Malpàs-Santuari de Mata-Mataró. Buena salida para probar un poco de todo y sudar la gota gorda en algún punto. Ya tengo ganas de hacerla más larga, porque a base de enseñarla a la gente se me está haciendo monótona.
La segunda cosa que ha pasado es el retorno del hijo pródigo. Andrés vuelve a estar en circulación tras varios meses de parón obligado por su lesión vertebral. Quedamos el sábado para salir el domingo. Me propone una salida cortita para hacer un primer contacto y testear su estado físico. Hacemos un casi olvidado ascenso por la riera de Argentona a un ritmo que nada hacía pensar que el tío salía de una lesión (debe ser que va más ligero por la pérdida de masa ósea de la vértebra...jajajajaja!). Llegamos a Dosrius y almorzamos como dos señores en una terracita. Después, como estaba previsto, vuelta a casa tempranito y a hacer vida familiar. Yo creo que en la próxima salida podemos hacer el mismo recorrido que con Ballesteros, adecuado al ritmo que quiera marcar Andrés.
La tercera, pero no por ello la menos importante, es la progresión de dos miembros de la cantera del equipo: Olga y Laura (mi mujer y mi hija). Hacemos dos salidas: una el domingo y otra el lunes. La primera, desde casa hasta el paseo marítimo, Arquera y vuelta para casa otra vez. Laura, con sus siete añitos a punto de cumplir, después de todo el paseo se sube la cuesta desde la playa hasta el cruce de las Cinc Sènies de tirón, a mi rueda (Olga se baja a mitad de la cuesta). El domingo me las llevo por las Cinc Sènies hasta Llavaneres. La ida, sin bajarse. La vuelta bajada obligada al caerse Laura en una zona arenosa, sin consecuencias. Lloros y vuelta a la bici para casa. Os prometo que en un par de añitos esta niña nos saca los colores a más de uno. Ya estoy preparando una salida familiar por una Vía Verde (tengo varias ideas). Ya os iré comentando, por si alguien quiere apuntarse.
Nos vemos!.

2 comentarios:

xavi dijo...

a Xavi Bernal le gusta esto!

Biker dijo...

hola, hace rato no veo nuevo material en el blog, todo bien por alla?

un saludo desde la Paz, Mexico
atte: Biker www.elbikerblog.com