martes, 10 de junio de 2008

Con el agua al cuello

Hasta el cuello no pero sí por encima de los tobillos.
El domingo pasado, Andrés y yo, realizamos el recorrido de Llavaneres en sentido inverso (que no es marcha atrás). Salimos por la riera de Argentona convertida en río, pasamos por el pou del fang y regresamos por Llavaneres con barro hasta en los ojos.

El terreno estaba impracticable, todo barro y agua que hacían muy difícil y pesado el pedaleo, pero disfrutamos como cerdos en el lodo.

Nos encontramos más de un charco o laguna donde pasar sobre la bici se hizo casi misión imposible ya que el agua cubría más de la mitad de la rueda y nos llegaba por encima de los tobillos.

Los senderos estaban muy cerrados por la vegetación y las putas ortigas. Doy gracias a Andrés, que con su nuevo "avisador acustico" me guió entre la maleza. (un muy práctico y económico dispositivo, ya vereis)

En fin compañeros, nos lo pasamos genial, y terminamos lavando y engrasando las bicis.

Por cierto, hemos estrenado otro un nuevo juguetito que servirá para inmortalizar los descensos, espero que la próxima vez esté mejor orientada, de todos modos dejo una pequeña muestra,



video





Hasta el próximo sábado en Montmeló, no faltéis!

2 comentarios:

Sergi dijo...

Hola compañeros, comentaros que el domingo pasado, tras lavar las bicis y engrasarlas, intentamos ajustar el cambio trasero de mi bici y no lo conseguimos. Nuestro ingeniero Andrés, sospechó del estado del cable y la funda, así que no he tenido mas remedio que acudir al taller.
He ido al Biking Point (esa pedazo de tienda que está delante del parque central) y lo cierto es que he quedado contento con el trato y el trabajo realizado: cambio de cable, de la funda y ajuste del cambio. Y ya puestos en faena me ha enderezado el plato mediano y me ha ajustado los frenos delantero y trasero. Importe 14,50€.
He dado un par de vueltas en el parking y va ok, ahora falta hacer montaña. Si todo va bien ya tengo taller de referencia.
Saludos a todos

Angel dijo...

Impresionantes hundidas de rueda de Andrés. Destacable la solidaridad y espíritu de equipo de Sergi, que no ha parado de descojonarse en todo el video mientras Andresito las pasaba poco menos que putas para pasar el peazo charco. Así me gusta: espíritu de equipo (qué ca...). Por cierto, yo también me he reído un rato...